¿Necesitas ayuda para configurar tu equipo de nebulización? Aquí te ayudamos.
tiendas online de confianza

Soluciona tus dudas en el 91 737 44 74 [ESP]

¡Refrescando tu mundo desde 2009!

Antes de comprar los materiales para hacer una instalación en alta o baja presión, debe de tener claro con qué tipo de presión quiere o puede trabajar, por lo que más abajo hacemos un resumen de las características de cada una de ellas.

INSTALACIONES DOMÉSTICAS EN BAJA PRESIÓN

Para hacer una pequeña y económica instalación doméstica es suficiente con la presión de la red, siempre que, al menos, esta sea de 3,5 BAR. ¿Cuál es la presión de mi red?

Estas instalaciones que llamamos domésticas, rompen el agua en finas gotas que serán de mayor o menor tamaño en función de la presión de que dispongamos en la red de suministro.

Al contrario que las instalaciones de alta presión, son instalaciones que nunca consiguen disolver en el aire la totalidad del agua, mojando el suelo con lo no disuelto, por lo que han de estar en funcionamiento pequeños espacios de tiempo y permanecer paradas un tiempo mayor para evitar encharcamiento del suelo.

Sirven para refrescar como consecuencia del agua aportada al ambiente, pero los chorros no pueden situarse sobre las personas ni sobre objetos que se dañen con el agua ya que mojan. Por este motivo no se recomiendan en espacios públicos excepto en zonas de ocio donde se pretenda conseguir un ambiente húmedo y refrescante pero asumiendo que le agua no se disuelve del todo en el aire y moja.

Se pueden acompañar de una bomba para aumentar la presión a unos 10 BAR y mejorar el rendimiento de la instalación.

Son adecuadas para:

Refrescar patios y terrazas particulares.

Lugares de ocio, piscinas. Granjas de animales, cuadras de caballos, perreras,…

Riego en invernaderos y pequeños cultivos Jardinería y paisajismo.

No son adecuadas para:

Lugares públicos tales como restaurantes, terrazas de cafeterías y sitios similares.

Ventajas

Usa agua directamente de la red.

No consume energía.

Hasta 70-80 toberas funcionando a la vez por tubería de 3/8” que es la estándar en este tipo de instalaciones.

Inconvenientes

Gotea más fácilmente que la alta presión y si bien disponemos de valvulas anti goteo y válvulas de descarga automáticas, en los sistemas de baja presión no son siempre evitables todos los goteos que se pueden producir.

La efectividad es menor que la alta presión.

Vea la guía de instalación en baja presión para ayudarle de una forma sencilla en los aspectos técnicos de la instalación.

INSTALACIONES PROFESIONALES EN ALTA PRESIÓN

Independientemente de la red de suministro, trabajan a una presión de 70 Bares que es proporcionada por un equipo de bombeo. Con esa presión conseguimos que el agua, al salir por la tobera, rompe en gotas finísimas que inmediatamente se disuelven en el aire. Al disolverse y cambiar de estado el agua, se libera el calor latente, obteniendo refrescar el ambiente.

Son adecuadas para:

Refrigeración de zonas exteriores, terrazas, cafeterías, restaurantes, aeropuertos, centros comerciales y de ocio, zoos, torres de refrigeración, etc..

Reducción de polvo, consiguiendo mediante la humedad relativa precipitar las partículas de polvo en suspensión.

Eliminación de olores bien por la precipitación de las bacterias que lo originan, bien por la aportación de desodorantes al ambiente junto con el agua de suministro.

Reducción de la electricidad estática, muy importante en ciertos procesos de fabricación.

Ventajas con respecto a Baja Presión

Dado que el agua se disuelve en el aire inmediatamente, estas instalaciones son muy efectivas.

Este sistema es válido para zonas públicas ya que el agua al salir al exterior lo hace en gotas tan finas que inmediatamente se disuelve en el aire lo que produce el enfriamiento instantáneo sin producir goteos. Incluso si a la distancia adecuada, una tobera está situada sobre la cabeza de una persona no la mojará.

Inconvenientes

Estas instalaciones al tener que utilizar un equipo de presión y tuberías resistentes a esas presiones, resultan más caras que las de baja presión.

Vea la guía de instalación en alta presión para ayudarle en los aspectos técnicos de la instalación.